Estamos de cine: Apocalypse Now

Lo que empezó siendo una invitación a comentar una película se ha acabado convirtiendo por azares de la vida en una colaboración semanal. El programa Estamos de cine, que se emite todos los jueves a las 20:00h en Hit Radio (Huesca 107.1 FM) analiza cada semana un título cinematográfico y el pasado 10 de noviembre de 2016 me invitaron a participar en el análisis de Apocalypse Now, obra maestra de Francis Ford Coppola. El programa, presentado y dirigido por Chus Fenero, cuenta con los comentarios de Patricia Hueso y Rafael Dieste y, en esta ocasión, también los míos.

El punto final de una década perfecta

Apocalypse Now es una película excesiva, en todos los sentidos. Obra imprescindible para entender el horror y sinsentido de una guerra, estuvo a punto de convertirse en el peor desastre de la historia del cine. Muchos factores influyeron en ello, de eso se habla en el programa, pero en mi opinión el gran error que cometió Coppola es el que ha ido cometiendo repetidamenta a lo largo de su carrera: no planificar suficientemente la producción de la película, invirtiendo todos los recursos necesarios en favor del arte en lugar de racionalizar los esfuerzos.

De esta manera se entienden los enormes altibajos económicos de Coppola, resueltos al fin gracias a la producción de vino de sus viñedos en el Valle de Napa. Esos ingresos estables le proporcionan un cojín e independencia económicos de los que no había gozado desde su debacle económica con Corazonada (1982), lo que le obligó a sobrevivir realizando películas de encargo, únicamente alimenticias, que iba alternando con algunos proyectos más personales.

El desastre de Corazonada estuvo a punto de producirse tres años antes con Apocalypse Now (1979). A Coppola le salvó el hecho de que Apocalypse Now es una obra maestra y el público acudió masivamente a las salas de cine. Hay que tener en cuenta que sus tres películas anteriores son El Padrino (1972), La conversación (1974) y El Padrino parte II (1974). Pocos realizadores pueden mostrar una década de trabajo con tanta calidad. Se puede decir que los 70 fueron para Coppola la década perfecta.

El horror…

El auténtico misterio de Apocalypse Now es el hecho de que se pudiera estrenar: Coppola filmó más de doscientas horas de material. El rodaje, previsto en seis semanas, acabó alargándose hasta durar dieciséis meses. Martin Sheen sufrió un infarto durante el rodaje. Algunos trabajadores filipinos murieron durante el rodaje, se les enterró al lado del plató y siguieron rodando. Los excesos en el consumo de drogas afectaron a casi todo el equipo de rodaje. Coppola tuvo que invertir treinta millones de dólares de su bolsillo para acabar la película. Durante el rodaje llegó un momento en el que todos esperaban que el director se suicidara…

A pesar de todo eso, la película se acabó, se estrenó y fue un éxito internacional. Espero que el programa os guste.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *